viernes, 14 de octubre de 2016

15. La cama saltarina

Mi Gabriel de 4 años, tenía miedo de saltar en la cama saltarina y se perdía de disfrutar lo que quería.
Lo mire, y le hice tres preguntas: ¿Quieres saltar? ¿Te gustaría disfrutarla? ¿Confías en mí? 

Las tres veces me dijo que sí. Luego le dije: mira la cama saltarina e imagínate que ya estás adentro como saltas y disfrutas (solo sonrisa expresaba en su rostro). Ahora ingresa, se puso tenso y le dije, confía hijo, tú puedes, y se decía: sí puedo, sí puedo sí puedo… y de pronto… estaba saltando feliz!!

Cuántas veces queremos hacer algo y el miedo nos paraliza, meses, años!. Sabes, he aprendido que nuestra mente es tan poderosa que en lo que te enfocas vives.

Piensa un minuto en tu vida, ¿Quieres estar mejor? ¿Quieres realmente surgir más como ser humano?, ¿quieres surgir más como profesional? Entonces comienza a enfocarte en aquello que deseas, imagínalo, escúchalo, siéntelo, date el permiso de empoderarte con tus propios pensamientos y actúa.

Recuerda que solo tú eres el responsable de tu destino!


Y si deseas que tus hijos o las personas que amas estén mejor, comienza por ti!

2 comentarios:

  1. Hola Caita, me parece genial tu blog....felicitaciones y que sigan los exitos...
    Esperamos que programes algún proceso de aprendizaje para niños...seria fabuloso.

    ResponderEliminar
  2. Gracias amigo!! claro que sí!! estoy en un proyecto, compárteme que te gustaría específicamente para tenerlo en cuenta.

    ResponderEliminar

Gracias